Tu monitor de Mindfulness y Atención Plena

Jorge Ferrer

email: info@elartedemeditar.es

 

Soy Jorge Ferrer, y me gustaría contarte el recorrido que me ha llevado a compartir lo que se de la meditación contigo.

Primero de todo, no me considero ningún «maestro» del Mindfulness, sencillamente comparto mi práctica vital contigo. Aunque sí que aprendí con un maestro Zen, Dokusho Villalba, en el monasterio Zen Luz Serena.

Empecé a conocer la meditación Zen a la edad de 17 años, a la vez que me iniciaba en las artes marciales (Aikido, Taekwondo, Karate).

Desde ese momento, el camino de la meditación ha estado presente a lo largo de mi vida.

Pero fue el encuentro con Dokusho, lo que hizo que descubriera su método de Mindfulness MBTB. Este descubrimiento ha sido realmente un regalo.

Así que para allí que me fui, a aprender su método y a convertirme más tarde en Monitor de Mindfulness MBTB.

Ser monitor o instructor, es sencillamente mantener una práctica diaria, un compromiso con unos valores éticos y con la meditación. Eso no me hace ni maestro ni nada, sencillamente, me capacita para transmitir el método creado por Dokusho, y así también tú puedas beneficiarte del Mindfulness.

Además de esto, en mi vida he compaginado mis dos pasiones, la música y la terapia. 

He dedicado más de 32 años de mi vida, al estudio de la música, por lo que también utilizo instrumentos como el Gong, Cuencos Tibetanos, etc, para hacer meditación a través de la música, o sesiones de sonido.

Además, el Hang, la Lira Griega y muchos más instrumentos, forman parte de mi vida. De hecho es mi ocupación laboral. Soy profesor de música.

Como terapeuta, he realizado numerosas formaciones, como Arteterapia, Gestalt, Clown, Máscara Neutra, he formado parte de la escuela de Tarot y Psicomagia de Cristobal Jodorowsky, prácticas Tántricas, Cuarto Camino, etc.

Todas estas formaciones son parte de mi recorrido vital. Pero no son imprescindibles ni necesarias para la práctica de la meditación.

Es más, la práctica en Atención Plena, se sostiene por sí misma, y es accesible a todo tipo de personas, sin importar sus títulos o experiencias vitales.

El Mindfulness es para tod@s, ya que no es algo intelectual, sino una experiencia completa en sí misma.

Aunque todo esto es para que me conozcas un poco más. No hace que mi práctica sea mejor o peor.

Lo importante es la práctica diaria del Mindfulness, o cultivo de la Atención Plena.

En el monasterio Luz Serena, Valencia